-->
Por el 7 agosto 2019
0 0 0 Sin Comentarios

Pedro Vives, primer octavofinalista del Open Ciudad de Pozoblanco

El balear Pedro Vives Marcos se convertía en el primer tenista en acceder a octavos de final tras superar al leonés Alejandro García en el Open Ciudad de Pozoblanco Covap – Memorial Fabián Dorado, tras un igualado partido que se resolvía en una hora y 44 minutos por un ajustado 6-4 y 7-6(1).

      Para arrancar este cuadro final se presentaba un partido entre dos jóvenes promesas del tenis español, Pedro Vives y Alejandro García. El primero, con 18 años, llegaba tras lograr en los últimos meses alcanzar hasta tres semifinales en torneos ITF, una de ellas en el M25 de Gandía. Su rival, de 17, que había entrado en el cuadro final gracias a un ‘wild card’, disputaba uno de sus primeros torneos del año en el circuito profesional tras jugar de forma habitual el calendario de su categoría (júnior).

    Aunque Vives partía con esa mínima experiencia que le daba su mayor trayectoria en el circuito, se vio un encuentro igualado, con muchos errores propios de la edad y alternativas en el marcador, especialmente en el segundo set.

    De entrada se pudo ver un muy igualado primer set, en el que Vives, con un ‘break’ en el segundo juego pareció encarrilar rápido, pero se encontró con una contestación inmediata de su oponente en el siguiente. Firmes desde el fondo de la pista, el balear y el leonés mantuvieron sus respectivos servicios sin demasiados problemas hasta que en el undécimo juego, el insular remontó a García para hacerse con la primera manga.

   El segundo set comenzaba de forma similar, con un juego cómodo para Vives de arranque, una rotura del balear en el segundo, que se alargó más allá de los diez minutos, y una respuesta rápida del leonés. Pero a diferencia de entonces, García estaba jugando casi siempre con segundos saques y le costaba mucho sacar adelante cada punto. Tanto que volvía a ceder su servicio a continuación (3-1). El balear, esta vez, no daría opción y consolidaría su ruptura. Parecía todo encarrilado. Pero los errores de juventud devolvieron el equilibrio y tras una serie de rupturas, Vives desperdició su oportunidad de ganar el partido con 5-3 y saque. García igualó a cinco y estuvo, a su vez, a un paso de forzar la tercera manga con tres puntos de ‘break’ para haberse ido 6-5 arriba. Falló, llegó el ‘tie break’ y ahí, tras un claro 4-0 inicial a favor del insular, ya no hubo más opciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *